08/02/18 «El Articulista» de COPE hoy: Adrián Cañadas

«El Articulista»de COPE hoy: Estrella Blanco, periodista
7 febrero, 2018
08/02/18 Magazine COPE Campo de Gibraltar: Bernardo Piña, concejal de Seguridad Ciudadana
8 febrero, 2018
Mostrar todo

La anormalidad de lo normal, 

¿Qué es normal? Estoy seguro de que alguna vez esta pregunta ha aparecido en tu mente en algún momento de tu vida.Y quiero llevarte a esa reflexión en el día de hoy.
Una situación muy recurrente en la sociedad que impera hoy en día, es la de la discriminación en la etapa de la adolescencia. Esa etapa en la que los jóvenes se van convirtiendo en los adultos del mañana. Una etapa que podemos categorizar de cierta complejidad y para muchos un tanto complicada, dado el gran número de cambios, que van conformando la personalidad de cada uno. En cualquier clase tipo encontraremos jóvenes de diversa índole, y es aquí donde planteo la pregunta de ¿Qué es normal?

En cualquier grupo social, y pongo una clase de ejemplo dado que es un escenario muy familiar para nosotros y con el que poder poner ejemplos claros, vamos a encontrar diferencias y motivos para algunos para poder discriminar a otros. Siempre hemos escuchado eso de, Ese chico o chica es raro, callado, extraño… Cuando realmente todo es algo subjetivo. Quizás esa persona simplemente tiene un estilo diferente al tuyo, o quizás es más reservado. Pero no nos da derecho a ponerle una etiqueta simplemente porque no cumpla con la visión que tenemos de nuestra realidad. Su realidad es diferente e igual de raro y extraño podemos parecerle a él o ella.

En la sociedad en la que vivimos sentimos el impulso irrefrenable de etiquetar. Es aquí cuando caemos en un grave error. Todo cuanto vemos queremos clasificarlo, sea lo que sea, tendiendo a realizar un juicio de valor con tan sólo una primera impresión.

Nadie puede negar que las primeras impresiones no son importantes. Son clave sí, pero no son una idea asentada, ya que podemos haberle dado un sentido equivocado. Por ello debemos reflexionar, sobre cada cosa que percibimos y sentimos a nuestro alrededor.

Por la forma en que vivimos en esta sociedad de hoy en día, tendemos a repetir, a actuar de manera similar porque decimos aquello o eso está bien, está correcto. Pero, la pregunta es, ¿qué ocurre con las personas que destacan? No son normales diríamos, son tal vez anormales, extraños, ¿raros? Y es que tendemos a etiquetar como malo aquello que para nosotros no es normal, no está dentro del ámbito al que estamos acostumbrados.
El cerebro tarda tan sólo ocho segundos en realizar una estimación correcta o errónea de la persona que vemos por primera vez. Cuando puede ser probable que aquella persona piense parecido a nosotros o en caso de que no, en su realidad nosotros seríamos el “raro”, a sus ojos no seríamos normales.

La normalidad es por tanto algo subjetivo, el sentido de la palabra cobra un significado dependiendo de la persona. No hay nada normal, somos personas que intentan encajar de una manera u otra en esta vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.