31/10/17 «El Articulista» hoy: Estrella Blanco

30/10/17 Magazine COPE Campo de Gibraltar: Antonio Casto, Aula Permanente UNED en La Línea
30 octubre, 2017
31/10/17 Magazine COPE Campo de Gibraltar. Momento Don Juan Tenorio
31 octubre, 2017
Mostrar todo

«El Articulista»:  Pues a mí, me gusta Halloween

La Línea, a 31 de octubre.

Hoy es 31 de octubre. Noche de Halloween. Cuando llega esta fecha no faltan aquellos que se horrorizan pero no precisamente imbuidos por el espíritu festivo del momento sino por la asunción de una fiesta extranjera. Extranjera repiten. Sin más argumento que ese. Halloween no forma parte de nuestra tradición y por tanto para estas personas no merece un hueco en nuestras vidas.

Nada que objetar a la hora de defender las tradiciones propias y ponerlas en valor. De hecho este año Algeciras podrá disfrutar de la representación de la obra de Zorrilla Don Juan Tenorio, aunque sea el 8 de noviembre, un poco tarde. Una iniciativa que me gustaría que se extendiese al resto de municipios del Campo de Gibraltar porque la tradición española de Todos los Santos no solo se reduce a llevar flores al cementerio. Don Juan Tenorio es una de las grandes obras de la literatura española, cuyo final se desarrolla precisamente en la noche del 1 de noviembre, y por eso solía representarse en teatros por estas fechas. Quizás deberíamos concentrarnos más en potenciar nuestras tradiciones, si son culturales mejor, sin necesidad de menoscabar las del de enfrente.

Una fiesta extranjera. A aquellos que defienden esta postura habría que explicarles varias cosas. La primera es que vivimos en un mundo globalizado y por lo tanto es difícil que tradiciones, platos gastronómicos y fiestas de otros lugares no se implanten en España y viceversa. Molesta Halloween pero nos encanta ver cómo en cualquier país se afanan por reproducir la paella o la tortilla de patatas.

Lo segundo que hay que indicar es que Halloween tienen un origen pagano y celta y ¡oh sorpresa! España no fue siempre católica. De hecho de la presencia de los celtas aún queda huella en el norte del país. Sí sí. Hubo una España de caretas y calabazas en la víspera de todos los santos, de leyendas de ánimas y cortejos fantasmagóricos, de truco o trato con los excedentes de la cosecha antes de que la Iglesia Católica eliminara esas tradiciones paganas. Así que hubo Halloween antes de Halloween.

Las flores para aquellos seres queridos que ya no están, Don Juan y Doña Inés y los buñuelos de viento no tienen por qué estar reñidos con los caramelos, las calabazas, los vampiros y las brujas y las películas de terror. Deberíamos ser conscientes de que conocer otras culturas y participar de ellas, aunque sea a nivel festivo, nos enriquece y amplía nuestra perspectiva y al mismo tiempo la globalización también favorece que los emblemas más significativos de nuestra cultura como pueden ser el flamenco y nuestra gastronomía más cañí también ocupen un lugar destacado en el calendario de otros países.

Eduquemos en la comprensión y el respeto por las muestras culturales y las festividades de otras naciones y pueblos. Eso se puede hacer sin dejar de defender lo nuestro.

A mí me gusta Halloween. Pero si a usted no, no tiene por qué celebrarlo. Sin embargo, quizás ha llegado la hora de comprender que los más pequeños de la casa sí pueden hacerlo, porque el mundo de ahora no es el de hace 20 años, porque hay que adaptarse a los tiempos y porque en el fondo, a nadie le amarga un dulce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.