Devoción en el domingo de romería

La Feria de Castellar ya tiene reina coronada
5 mayo, 2017
18/05/17 Magazine COPE Campo de Gibraltar: Nuevo disco algecireña Mari Carmen Molina
18 mayo, 2017
Mostrar todo

Devoción en el domingo de romería

Cientos de personas acompañan al Cristo de la Almoraima en su recorrido por las calles de Castellar

Una veintena de jinetes y 17 carretas de peñas locales dan colorido a la jornada

A.RODRÍGUEZ 8 de mayo de 2017

El Campo de Gibraltar demostró un año más que siente una especial devoción por la centenaria imagen del Santísimo Cristo de la Almoraima. La venerada talla salió ayer en romería como colofón a las fiestas celebradas en su honor desde el pasado jueves en Castellar de la Frontera.

El buen ambiente se palpaba desde temprano en el coqueto pueblo chisparrero. Numerosas personas lucían por sus calles la pañoleta conmemorativa (de color rojo este año) mientras que las terrazas de los principales bares se habían engalanado con farolillos y banderolas para la ocasión.

El oficio religioso comenzó pasados unos minutos del mediodía en la parroquia del Divino Salvador, que estuvo completamente abarrotada de personas venidas de todos los puntos de la comarca. En los primeros bancos, la representación municipal quedó encabezada por el alcalde, Juan Casanova, y la concejal de Fiestas, Pilar Lobato. Representantes de la Policía Local y la Guardia Civil, la pregonera de las fiestas, Ana Villalta, así como las cortes infantil y juvenil al completo, además del alcalde infantil y la romera mayor, tampoco faltaron a la celebración eucarística que estuvo acompañada por el coro rociero Ciudad de San Roque.

Mientras la misa llegaba a su fin, en las inmediaciones de la Plaza de Andalucía las carretas ya estaban dispuestas para el desfile, así como una veintena de jinetes.

La misa concluyó al filo de la una de la tarde. Mientras los fieles salían del templo, los integrantes de la asociación parroquial del Santísimo Cristo de La Almoraima comenzaron la maniobra para descender la talla desde el altar. Un momento que aprovecharon muchos de los que se habían quedado a las puertas de la iglesia para entrar y mostrar sus respetos o para comprar una vela con la que hacer peticiones a la imagen.

El Cristo salió portado a hombros a la plaza para, unos metros más adelante, encontrarse con los integrantes de la Banda Municipal de Música de Jimena que recibieron a la talla con el pasodoble local. La imagen avanzó hasta la calle Príncipe Juan Carlos, donde fue colocada sobre unas andas de traslado engalanadas con claveles rojos. Un momento que despertó aplausos entre el público.

El cortejo empezó a desfilar hacia las inmediaciones del campo de fútbol -contiguo al recinto ferial- seguido de una veintena de jinetes, varios coches de caballos, diecisiete carretas y una auténtica riada humana formada por centenares de personas.

Las carretas de las peñas locales como La Choza, El grupo de los viernes o Los que faltaban animaron el camino. A cierta distancia del santo y con música moderna, sus integrantes, de todas las edades, recorrieron durante aproximadamente una hora las principales calles de Castellar hasta la explanada donde, tras instalarse, el buen ambiente fue una constante durante el almuerzo. En ninguna de las carrozas faltó la comida o la bebida mientras que en el recinto ferial las casetas abrieron sus puertas para servir el almuerzo.

La imagen del Cristo volvió al templo tras el recorrido y los miembros de la asociación parroquial mantuvieron las puertas abiertas para que quien lo deseara pudiera rezar ante la talla.

Para las dos de la tarde la actividad ya había tomado plenamente el ferial. Las familias y grupos de amigos se alternaron entre las carretas de la romería y las casetas, donde no dejaron de servirse paella, jamón o queso hasta bien entrada la tarde junto con jarras de rebujito o cerveza. Todo animado con la música de orquestas como Sin Fronteras o Cat Forever y los artistas Abraham Sevilla o Paco Canalla, quienes actuaron en la caseta municipal.

La de este año ha sido también una feria especial para los aficionados a la caza, puesto que durante la tarde del sábado de feria se inauguró el campo de tiro municipal Los Pozos. Una instalación que satisface una larga demanda en el municipio.

Al filo de la medianoche las fiestas se dieron formalmente por concluidas con un espectáculo de fuegos artificiales para despedir la primera de las ferias del año en la comarca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.