17 de enero de 1870: Segregación de La Línea del municipio de San Roque

El gentilicio “linense” estará en la nueva edición del Diccionario de la Real Academia Española
8 enero, 2012
¡Ganamos! El Odyssey tendrá que devolver el tesoro
1 febrero, 2012
Mostrar todo

ANA VILLALTA 17 de enero 2012

Hoy se cumplen 140 años de la segregación de nuestra ciudad, por aquel entonces Línea del Campo de Gibraltar.

El Acta nº 35 del Ayuntamiento recoge el dictamen del Ministro de Gobernación cuando textualmente dice: “Pasado a informe del Consejo de Estado según previene el artículo 30 de la Ley municipal, el expediente sobre segregación del distrito municipal de San Roque, de la parte del territorio que comprende La Línea del Campo de Gibraltar, formando Ayuntamiento independiente aquel cuerpo en pleno ha emitido el siguiente dictamen…para dar cumplimiento a la orden de S.A. el Regente del Reino de 26 de noviembre anterior”.

El acta describe como doscientos seis vecinos de La Línea, en primera instancia y posteriormente se unen otros ciento veinticuatro, no suman el mínimo contemplado para la segregación. Ello obliga a tomar en cuenta el artículo 28 en su apartado 2º de la Ley Municipal, para “mostrar la convivencia y justicia de la segregación”.

5 de febrero 1870, traslado de la Decisión de segregación de La Línea

Es realmente curioso la lectura de este documento, al que La Línea Digital ha tenido tiempo suficiente de estudiar, porque describe con una enumeración estricta, cuales son las “partidas patrimoniales y personales” con las que cuenta el asentamiento linense, en aquel momento.

“Ciento treinta y seis casas de mampostería, perfectamente edificadas, ciento cincuenta huertos, barcas pescadoras, canteras, caleras, fábrica de ladrillos…” y un largo etcétera de virtudes de las que ya por aquellos años se vanagloriaban nuestros antepasados.

Sí llama la atención, la detallada relación de los parabienes del asentamiento linense. Los preocupados profundadores de la Ciudad se centran en las faltas para el completo desarrollo y las desatenciones de la ciudad matriz, solicitando al Consejo de Estado como, si ellos particularmente se organizan, intentarán suplir la falta de “médico, matrona, escuela de niñas, atender el empedrado de las calles, a su alumbrado, su limpieza y ornato…”

Una fecha, por tanto, este 17 de enero, que no habría que dejar pasar por alto tan a la torera  porque, con la sola lectura del documento original, podemos comprobar que ciento cuarenta años después, los linenses, quieren exactamente los mismo: médicos, educación correcta, calles, alumbrado, limpieza… Los tiempos corren pero las necesidades son las mismas. En lugar de ciento treinta y seis casas de mampostería, algunas más, en lugar de trescientos pocos habitantes muchos más, pero con las mismas inquietudes.

Hoy el Alcalde linense, Alejandro Sánchez, se ha hecho eco de esta efeméride y pretende que  en el próximo consejo escolar municipal, se proponga este día como “investigación de la Memoria Histórica” de La Línea, aunque el 20 de julio se mantenga como la festividad de la Fundación de la Ciudad. Pero, añade, “al estar la celebración de la Segregación inmersa en el curso escolar, sería un buen momento para inculcar a los más jóvenes la historia de su población”.

Una plausible idea que a buen seguro, pues indica que la trasladará a todos los partidos políticos, tendrá más propuestas de homenaje y celebración para una joven ciudad, con mucho futuro por delante. Al menos eso es lo que tenemos que pensar, ¿o no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.