Asunción Barranco renuncia a sus concejalías pero mantiene su acta

El juicio por el homicidio de Manuel Zapata Bau quedará visto para sentencia hoy
24 enero, 2014
La linense Begoña Arana, finalista por Cádiz al Premio Andaluces del Futuro
24 enero, 2014
Mostrar todo

ANA VILLALTA 24 de enero de 2014

La edil del PSOE anuncia que recurrirá la sentencia que desestima su demanda al PP de La Línea por intromisión a su honor La concejal comparece en solitario en la sede de su partido

Asunción Barranco, edil del PSOE en el Ayuntamiento de La Línea, anunció ayer que renuncia a sus cargos dentro del Consistorio -era teniente de alcalde y ostentaba las delegaciones de Asuntos Sociales, Mercados y Relaciones con Gibraltar- como había exigido en junta local del PSOE la alcaldesa linense, aunque conservará su acta de concejal.

La polémica surgió el pasado miércoles, cuando este diario desveló que una juez desestimó una demanda suya al PP por intromisión ilegítima en su honor después de que los populares denunciaran públicamente en 2010 que Barranco se autoinformó sobre la necesidad de someterse a una liposucción cuando trabajaba en Mancomunidad, a la que solicitó una ayuda económica.

Debido a a la repercusión pública del fallo judicial Barranco anunció que lo mas conveniente «primero por La Línea, segundo por mi partido y por mí y mi familia en última posición, dejar los cargos públicos y delegaciones y volver a mi puesto de trabajo en la Mancomunidad».

Barranco puso una demanda al PP por lo que considera una «intromisión en su intimidad» y una «injerencia del derecho al honor como trabajadora de la Mancomunidad de municipios desde el año 99» y no como «cargo público», tal y como defiende la sentencia del procedimiento 283/2010 del juzgado número 3 de La Línea.

La concejal no entrega su acta y mantendrá su titularidad advirtiendo que es «leal» a su partido y afirma que no pretende «ser bisagra» porque se siente «socialista antes que nada».

La hasta ayer teniente de alcalde socialista del Ayuntamiento linense -que compareció en solitario ante la prensa- indicó que una vez que mostró a la alcaldesa, Gemma Araujo, los documentos en los que basa su defensa, la primera edil la respalda, puntualizando que con anterioridad «le faltaban datos». Asunción Barranco garantiza que sigue «a disposición de la alcaldesa o del candidato que sea después de las primarias» porque está convencida «de que existe otra forma de hacer política».

La edil manifestó ante los medios que ha tomado la decisión de forma personal y no por imposición del partido y que no entrega el acta de concejal porque «parecería que me quitan, no que me voy».

En el transcurso de sus declaraciones a la prensa la regidora socialista reveló que va a recurrir la sentencia porque no comparte el fallo de la juez y cree que su decisión está determinada por una posible confusión al «no conocer bien la vida política» cuando la magistrada define como cargo político sus funciones como «secretaria de medio ambiente, otorgado por la ejecutiva del partido socialista a una simpatizante de la agrupación en la Mancomunidad», a la vez que manifiesta que la sentencia «es verdad que se parece bastante a la nota del PP cuando insiste, insiste e insiste en que soy un cargo público».

Barranco deja sus funciones en el equipo de gobierno municipal defendiendo que no está «condenada, ni imputada; solo se me ha desestimado una denuncia y a pagar las costas para evitar juicios temerarios», e insistuó en que unicamente solicitó una ayuda que, por convenio como trabajadora, le correspondía. También presentó un informe médico con fecha de 18 de mayo de 2010, en el que el facultativo admite que «se realizó liposucción de descarga en cara interna de muslos por roce excesivo e infecciones recurrentes».

La edil mostró un testimonio posterior a la presentación de la solicitud -27 abril 2010- que únicamente iba acompañado de su documento acreditativo como técnico responsable del departamento de personal de la Mancomunidad de Municipios: «Un informe frío y técnico», que según afirma Barranco contó con el visto bueno de la gerente del centro de formación, Ana María Herrera González, y posteriormente del vicepresidente del área, Manuel Caeiro, que en palabras de Barranco es «quién propone al Consejo la petición de ayuda», órgano en el que se inicia la discusión por la concesión o no de dicha ayuda solicitada por la edil socilista.

La solicitud se trasladó así al Consejo Rector, que por unanimidad -incluido el voto en contra del vicepresidente, Manuel Caeiro- denegó la subvención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − seis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.