El Ayuntamiento convocó de forma irregular el pleno del pasado jueves

La chirigota linense ‘Los Rebañaos’ actúa esta noche en el teatro Falla
8 febrero, 2014
Los vigilantes de La Línea
10 febrero, 2014
Mostrar todo

ANA VILLALTA 08 de febrero de 2014

La Secretaría General del Ayuntamiento no notificó su celebración a la concejal díscola Asunción Barranco, a la que la ley ampara para impugnarlo, aunque renuncia a ese derecho

La Secretaría General del Ayuntamiento de La Línea, órgano responsable de enviar las citaciones para los plenos municipales, no cumplió en la notificación de la convocatoria a la concejal socialista Asunción Barranco para el que se desarrolló el pasado jueves y al que la mencionada edil no asistió. La legislación puntualiza de forma estricta las formalidades preceptivas e inexcusables, que están recogidas en el Real Decreto 2568/1986, de 28 de noviembre. Asunción Barrando ha descartado, aunque le ampara la legislación, la posibilidad de impugnar dicha sesión plenaria, en la que fueron aprobados el presupuesto municipal y la plantilla de 2014.

La normativa reguladora de los plenos en la administración local exige que los miembros de la corporación tengan conocimiento personalmente de la convocatoria, el orden del día y los borradores de actas.

En el caso de la concejal del grupo socialista Asunción Barranco, el pleno ordinario de febrero no fue comunicado de forma fidedigna. La Secretaría General remitió al correo de la secretaria de la delegación de Asuntos Sociales la documentación correspondiente, sin tener en cuenta que desde el pasado 24 de enero Asunción Barranco ya no es la autoridad responsable de dicho área.

La exteniente de alcalde anunció en rueda de prensa el día veintitrés del pasado mes que dejaba sus delegaciones y cargos, testimonio que se pasó por alto en la Secretaría General del Ayuntamiento linense a la hora de realizar este trámite.

Asunción Barranco es concejal, tuiene su acta, pero no tiene cartera ni delegaciones desde hace quince días.

Esta particular situación obligaba a remitir al correo personal o corporativo de Asunción Barranco -ambos constan en la Secretaría General del consistrorio linense- la documentación pertinente. El expediente nunca llegó a Barranco.

Cesar Escobar mostró intranquilidad en el transcurso de la jornada plenaria, pues conocía la posibilidad de impugnar el pleno ordinario del pasado jueves por parte de la concejal socialista.

El secretario intentó que la ex teniente de alcalde hiciera una comparecencia pública. Frente a esta propuesta, Asunción Barranco ya había actuado. Presentó un escrito en el Ayuntamiento en el que indicaba que se encontraba de baja médica y que no acudiría al pleno ordinario de febrero.

De no haber actuado en consecuencia, la ausencia de la exteniente de alcalde podía haber sido motivo suficiente para que el partido socialista hubiese iniciado un expediente por incomparecencia e incumplimiento de funciones, pero al no haberle sido notificado no da lugar.

Barranco está meditando su posición. A principios de semana revelará su decisión, aunque ya declaró de forma inflexible que había pedido su reincorporación a su plaza como personal laboral en la Mancomunidad de Municipios y que dimitía de todas sus delegaciones y cargos políticos. La edil también aclaró a la prensa que no entregaba su acta de concejal hasta conocer la resolución del recurso interpuesto a la sentencia 283/2010.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.