Los vigilantes de La Línea

El Ayuntamiento convocó de forma irregular el pleno del pasado jueves
8 febrero, 2014
Asunción Barranco se toma un tiempo y mantiene su acta de concejal socialista
11 febrero, 2014
Mostrar todo

ANA VILLALTA 10 de febrero de 2014

Con el nombre de Asig, un grupo de científicos, historiadores y juristas funda una asociación para la conservación, protección y estudio del medio natural y el patrimonio histórico linense

La Asociación para la Conservación, Protección y Estudio del Medio Natural y Patrimonio Histórico del Istmo y Estrecho de Gibraltar (Asig) comenzó oficialmente su andadura en La Línea el pasado 14 de enero con el objetivo de aunar esfuerzos para mejorar las zonas verdes y el patrimonio de la ciudad.

Esta es la vocación de un grupo de ciudadanos de La Línea que pretenden fortalecer la preservación de los recursos naturales y los bienes históricos enmarcados en esta zona, que la definen como un enclave de extraordinario valor e importancia con representativa singularidad geográfica, geológica e histórica.

Rafael Cerpa, presidente de la asociación, defiende que la fórmula elegida por Asig para avanzar en la consecución de objetivos se centra en que los asociados y voluntarios se acojan a un funcionamiento multidisciplinario para divulgar contenidos, actividades y realidad local.

El equilibrio entre las funciones de sus actuales responsables es el marchamo de Asig. Entre sus técnicos fundadores se encuentran: Rafael Cerpa, naturalista, experto en la restauración de edificios históricos y colaborador de Verdemar; Francisco Javier Rivera, técnico mediambiental y forestal; Laura Baena, doctora en ciencias biológicas y botánica; Jesús Parody, ornitólogo; Alberto Gómez Latorre, veterinario y zoólogo; Mariana Guerrero, licenciada en farmacia y diplomada en enfermería y Francisco Javier Alex Guzmán, abogado especialista en Medio Ambiente y Patrimonio Histórico.

Los miembros de ASIG tienen marcado una nítida meta al pretender aglutinar a todas aquellas personas que están involucradas en la defensa de lo autóctono de La Línea. «Estos tiradores solitarios son personas muy válidas. Conocen la realidad de la ciudad. Saben cuales son sus especialidades, lo que se ha dejado de lado, lo que hay que recuperar. Asig quiere darles su sitio ofreciéndoles la oportunidad de trabajar en un colectivo respaldado por técnicos profesionales en todos los campos, con empresas privadas que avalan nuestros objetivos y la garantía de la oficialidad», afirma Cerpa.

De momento ya tienen planteadas una serie de actividades en tiempo y forma. La celebración del Día del Árbol, del Día de las Aves y del Día de los Animales. En estas acciones estarán presentes estudiantes de los centros linenses, entendidos en las distintas materias y en ellas se avanzará en gestiones para poner en valor el patrimonio linense: reforestación en el parque Princesa Sofía, mostrar un centro de observación para el paso de las aves migratorias y formación en la naturaleza animal.

Asig inicia con ganas su camino. Pretende tener un aula y un taller de la Naturaleza, establecer un centro de observación para las aves migratorias, restaurar el Parque Princesa Sofía, restaurar los fortines, editar la guía de flora y plantas medicinales del istmo, poner en marcha un laboratorio ambiental y labrar un futuro que permita proteger la idiosincrasia de la historia y el patrimonio linenses. Sobresalientes propósitos para un voluntariado con fuerza que quiere transmitir sus ganas de acoger a todos los voluntarios que estén sensibilizados con la ciudad. No es necesario que residan en la zona, de hecho muchos de sus integrantes dedican su tiempo en funciones burocráticas, investigadoras, buscando financiación o buscando información en organismos nacionales e internacionales que puedan ser interesantes para conseguir cada uno de sus fines.

Es posible contactar con ellosa través de su página web www.asigibraltar.org, de sus perfiles en las redes sociales twiter y facebook de y del email: asigibraltar@gmail.com.

La suerte está echada. Su deseo de trabajar y luchar por La Línea puesto sobre la mesa. Ahora esperan que los que se acerquen a conocerlos se queden en Asig y que con su esfuerzo y trabajo, la ciudad mejore cada uno de sus rincones y preserve cada una de sus innatas características y peculiariades.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − catorce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.