Los ecologistas, de asamblea tras hallar la Casa Convento cerrada

La imagen de Jesus del Perdón anuncia la Semana Santa linense
23 febrero, 2014
El PSOE cita a Barranco a una reunión hoy de la Ejecutiva local
24 febrero, 2014
Mostrar todo

ANA VILLALTA 24 de febrero de 2014

Realizan una a pie de carretera y otra en el castillo Solicitarán conocer quién pagó la reserva de las instalaciones y cómo lo hizo

La Casa Convento en Castellar permaneció cerrada durante el día de ayer tras el aviso de ecologistas y la Plataforma en defensa de la Almoraima de llevar a cabo en la mañana del domingo una «ocupación pasiva» y la celebración de una asamblea. La Guardia Civil recibía a los manifestante justificando que los servicios de la Casa Convento estaban «reservados en exclusividad y no podía entrar nadie».

Las personas que se habían desplazado hasta Castellar se concentraron en la entrada de la Finca La Almoraima ante la imposibilidad de llevar a cabo las acciones marcadas, celebrando una asamblea a pie de carretera. A continuación decidieron marchar hasta el Castillo de Castellar, donde llevaron a cabo una segunda asamblea en la que los Ecologistas y la Plataforma mostraron su total apoyo a la huelga de hambre que desde hace trece días sigue Francisco Casero, presidente de la asociación de Certificación Ecológica de Andalucía (Ecovalia), en defensa del monte público.

Alfredo Valencia, de Verdemar, anunció que van «a solicitar por escrito conocer cuándo se reservó la Casa Convento y quién y cómo se ha pagado, para cerrar en exclusividad un espacio público». Los ecologistas desplegaron una pancarta en el Castillo de Castellar después de reunirse también en este emplazamiento para manifestar que quieren «que se trace una estrategia paralela desde la Junta para darle un fundamento a la declaración de monte público a La Almoraima», según afirmó Valencia.

Los ecologistas defienden que si nuevamente se espera a que sea firme la declaración de finca pública del espacio no reservado para trazar un sistema que propicie que el monte público sea rentable se llegará tarde. Opinó Valencia: «El monte es vida y necesita un plan de gestión del suelo y de los recursos propios para que los beneficios repercutan primero en la población de Castellar y a continuación en la maltrecha economía del Campo de Gibraltar».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.