Más cine por favor…

La Firma Ana Villalta - SER
El veraneo
5 julio, 2019
Sí, de La Línea de la Concepción
22 noviembre, 2019
Mostrar todo
III Certamen Internacional de Cortometrajes Ciudad de La Línea de la Concepción

III Certamen Internacional de Cortometrajes Ciudad de La Línea de la Concepción

Viernes, 2 de agosto y la película de nuestra vida -por cierto, buen título y buena novela de Begoña Curiel- se va editando. Inmersos en el verano auténtico. El verano de agosto. Verano de Polo y feria sanroqueña. Verano de visitantes. Verano de colas fronterizas y calle real llanita hasta las trancas. Verano de playas, de levante y de poniente. Un verano donde las terrazas se quedan cortas y las agendas municipales rebosan actividad a borbotones.

Precisamente en una noche como la de hoy, viernes San Roque llena su Plaza de Toros con el Festival Joven y músicos campogibraltareños que abrazan a bandas ochenteras de ámbito nacional.

III Certamen Internacional de Cortometrajes Ciudad de La Línea – 2 agosto 2019

La Línea se ha aturrullado un pelín y ofrece flamenco con tintes venezolanos en el Palacio de Congresos, futbol de trofeo para los peloteros y cine. Un cine, que desde hace ya tres certámenes apuesta por traer a La Línea de la Concepción actores de renombre y triunfo en distintas secciones del séptimo arte pero sobre todo, atrayendo a quienes pueden darnos difusión de cosas bien hechas en este rincón que pide auxilio incluso de cámaras, directores, medios y cintas de video.

Una Línea de la Concepción que – perdónenme el resto de la comarca- estoy convencida que es de Cine. De ensueño. De carácter bohemio, salado y sincero. De personajes para hacerle unos «Grandes relatos» e incluso de pintureros y aprovechados que, sabiendo la calidad de su buena gente, no ha dudado en venir a aprovechar la coyuntura.  Incluso de muchos más cercanos, que no dudan en insultar, menospreciar y poner el ventilador en marcha porque el linense defiende. El linense presume. Pero el linense, no mancha, ni insulta ni menosprecia a amigos, vecinos ni gente cercana.

Corazón grande el del linense de pro. Un linense que es digno de protagonizar la película en la que está inmersa la comarca y que por momentos parece que lo consigue en parabienes e incluso en «paramales«.

Hoy es noche de cine. De ese cine que en pocos minutos refleja una historia, un momento, una acción. Un guion que debe atrapar antes de que se le acabe su tiempo. Un tiempo, que La Línea de la Concepción maneja entre costuras. Donde con cortes de sastre de aguja de oro, debe hilvanar una cinta para mostrar en el mejor de los cines. Una ciudad camino de 150 años de historia para sacar conclusiones y rodar en firme.

A más cine, más sueños. A más sueños cumplidos, mejor situación. A mejor situación… La Línea y la comarca, les iría… de película.

Como decía Aute, «que todo en la vida es cine y los sueños, cine son…» Si de un silogismo de aquellos que recogía Aristóteles se tratara

Si la vida es cine y La Línea es vida

Si los sueños cine son y La Línea es un sueño

La Línea de la Concepción es un sueño de cine. Anótenlo.

Claqueta y a rodar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.