No hay mayor desprecio que no hacer aprecio

La Línea se vuelca con la campaña «Ponte Flamenco Por una Sonrisa»
7 marzo, 2019
"Nómadas" de PAco VIllalta en el Tabanco Sacristía de La Línea
Paco Villata expone por primera vez en su Línea natal
29 abril, 2019
Mostrar todo

La Firma, 8 de marzo 2019 – AUDIO Cadena SER

No hay mayor desprecio que no hacer aprecio, por Ana Villalta

Pensaba que un artículo fraguado con ocho días de antelación no podía estar de plena actualidad en una jornada como la de hoy -8 de marzo- Día Internacional de la Mujer.

Una «fiesta» de la mujer que perdió por el camino el adjetivo de «trabajadora» porque ya existía un día del trabajador y ahí empezaba la diferencia. Una diferencia que me chirrió el pasado 28 de febrero, de eso hace exactamente ocho días y aquí, mi comparativa.

Andalucía celebraba su jornada de esplendor y ninguna televisión nacional nos dedicó un solo minuto en sus telediarios. ¿Desprecio? Los informantes nacionales dejaban claro que para las ferias, los carnavales, los alijos, el desorden de la estiba o las desavenencias de Díaz y Sánchez, siempre hay sitio. Para la Andalucía con mayúsculas, la que celebra su idiosincrasia, no. Salvo que nos peguemos como los catalanes, obliguemos a hablar nuestra lengua en los libros de texto como los gallegos o creemos nuestras ikastolas particulares, como los vasco… Andalucía, no interesa. Para el 28 de febrero, no hubo ni una mijita de roce, solo… un claro desprecio.

Hoy, 8 de marzo, más de lo mismo. Hoy, es el Día de la Mujer. Charlas, mesas redondas, políticos a pie de calle, selfies, palabras grandilocuentes, campañas televisivas, manifiestos…

Y tengo que aprovechar mi firma para decirles a los del PSOE, los del PP, los Ciudadanos, los Podemos, los de la Izquierda Unida, los Verdes, los blancos y los amarillos que todos a una están con la mujer en el mayor de los desprecios porque fallan en la base, miren ustedes: Ana María, diez años, linense. Su colegio San Felipe – también linense- estará celebrando hoy el Día de la Mujer con una mujer como directora del centro, que a quien les escribe no ha querido dar respuesta «porque no hablo con la prensa», afirma.

Un centro escolar reglado, educando en la igualdad – predican- pero en el que Ana María, solicitó una plaza de Master Chef en extra escolares y la admitieron en junio. Salió como alumna en las listas de septiembre, pero la eliminaron de forma fulminante. A pesar de abonar su actividad, no había subvención para pagar un monitor que atendiera sus diferencias por su (TEA) Trastorno Específico Autista y trastorno del lenguaje. A la calle.
Con muchas buenas palabras pero, a la calle.

La dirección del centro, una mujer, calla y quien calla, otorga.

La empresa que con buenas palabras pide a su sindicato regional que exija una legislación que recoja la subvención para monitores que permitan que la empresa ofrezca este servicio de escolarización. No olviden ustedes, que la actividad extra escolar es una actividad abonada por los padres. Unos padres – los de Ana María- que vieron a su hija admitida, que confirmaron la lista a principio de cursos y que sufrieron la expulsión por no haber subvención.

El ayuntamiento, es cascarón.

Y la administración andaluza, mareando la perdiz porque desde el pasado 2 de diciembre no ha tenido tiempo de reorganizar la delegación de educación.

¿Hay mayor desprecio? Porque con toda sinceridad, no veo el aprecio.
La mujer, en su Día Internacional, no será nunca defendida, protegida ni valorada si a mujeres de diez años, como Ana María, no le dan su sitio.

Habrá que decirles a políticos, funcionarios y empresarios de pichiglass que para trabajar, emprender, ser autónomo o empresario, se necesita mucho pulmón. El riesgo, va en la propia característica de no ser un trabajador por cuenta ajena. La independencia económica, los beneficios empresariales, la los quebraderos de cabeza del empresario se deben en gran medida a cuadrar ingresos con gastos, no hay partida para que te subvencionen el beneficio. Eso, tienen otro nombre. El autónomo y el empresario funciona a pulmón, con la botella de oxígeno no se pesca. Cualquier submarinista lo lleva grabado a fuego. Con esta fórmula que están planteando, vuelven a darle justificación a esos extremos que tanto critican y a los que, entre unos y otros, le están poniendo en bandeja que la ciudadanía los mire como salvadores de la patria. Sus incompetencias son la campaña de los simples.

Esta es la realidad del 8 de marzo. No hay aprecio, porque hay un evidente, efectivo y contrastado desprecio.

Feliz día a las Mujeres. Feliz vida, Ana María

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − seis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.